viernes, 26 de octubre de 2007

TEMA 2: LAS TIC EN LA EDUCACIÓN

TEMA 2: LAS TIC EN LA EDUCACIÓN.

1. EVOLUCIÓN HISTÓRICA.

“ La escuela no escapa a las transformaciones de la sociedad en la que se encuentra inmersa, aunque a menudo su evolución, lenta y compleja, se ve abocada a un desfase entre lo que ésta ofrece y lo que la sociedad reclama” ( Gros, 1987). Esto puede ser el caso de la reciente historia de los ordenadores en la escuela, que parece como un acto de intrusión sin saber muy bien por qué, para qué o como utilizarlos; sin conocer como dice Gros ( 2000), los efectos de su uso en el aprendizaje, en el curriculo y en la organización.

Como relata De Pablos (1994) la tecnología educativa como disciplina académica toma cuerpo en los Estados Unidos; concretamente en cursos diseñados para especialistas militares apoyados en instrumentos audiovisuales, impartidos durante la Segunda Guerra Mundial. A partir de aquí, diversos hechos marcarán el arranque de la tecnología educativa como campos de estudio. Por un lado cabe destacar los avances de la incorporación de la psicología del aprendizaje en el desarrollo de la tecnología educativa, que había tenido sus orígenes en la aplicación de los trabajos de Skinner, basados en el acondicionamiento operante en la enseñanza programada. Por otro lado, la “ revolución electrónica “ de la década de los sesenta, apoyada inicialmente en la radio y la televisión, propiciará una profunda revisión de los modelos de comunicación que inevitablemente será incorporada a la tecnología educativa, en la vertiente de las aplicaciones educativas de los medios de comunicación e masas.

A partir de los años setenta, el desarrollo de la informática consolida la utilización de los ordenadores como fines educativos. Las primeras utilizaciones del ordenador en la enseñanza se caracterizaron por la confección de programas informáticos que cumplieran la función tradicional del profesor: la transmisión de conocimientos; y se concretaba en aplicaiones como la enseñanza asistida por ordenador ( Gros, 2000 ). La aparición de ordenadores personales universalizaría esta opción bajo concepción de enseñanza individualizada. Se consolida la idea de utilizar el ordenador como medio de enseñanza y , en este sentido, la preocupación fundamental se centra en el diseño y producción del sofware educativo, y la preocupación de estos a la vez que enseñan, resulten entretenidos y divertidos.
Con los años 80 llegan bajo la “denominación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación” nuevas opciones apoyadas en el desarrollo de máquinas y dispositivos diseñados para almacenar, procesar y transmitir de forma flexible grandes cantidades de información ( de Pablos, 1994). Se incorporan en la escuela programas informáticos que inicialmente no habian estado previstos para ser utilizados en este contexto, y se continuo con el desarrollo del sofware. ( Gros 1987; 1992) destaca en este periodo la importancia de la incorporación de programas diseñados con proposito profesionales como los procesadores de texto, las bases de datos, las hojas de cálculo y los programas de diseño gráfico. Pero también la aparición del lenguaje LOGO espacialmente diseñado para uso escolar, que contribuyó a la incorporación de la informática en el mundo educativo a través de la confección de un lenguaje de programación , que siguiendo la teoria de Piaget se centraba en la importancia de la construcción del aprendizaje a través de la interacción entre el niño y el ordenador. Durante esta década la mayor parte de los gobiernos de paises desarrollados introducen planes de informatización de la enseñanza. Este soporte institucional representa un fuerte impulso a la introducción de los ordenadores en las escuelas.
A partir de los años noventa, se abre un nuva fase que llega hasta nuestros dias, y en la que se consolidan experiencias iniciadas en la década anterior. Como argumenta Gros ( 2000), el soporte de los gobiernos es fundamentalmente económico y financiero, pero la responsabilidad de las formas de uso se va desplazando hacia los propios centros, hacia los profesionales de la educación. Nacen nuevas iniciativas cada vez más especializadas. La tecnología sigue evolucionando y esta década se caracteriza por la tecnología multimedia, el desarrollo del disco compacto CD-Rom y las redes de comunicación.
La importancia de la tecnología multimedia radica en el tipo de software que puede desarrollarse, que permite la utilización de programas que incorporan diferentes medios: texto, gráficos, animación, vídeo y sonido. En la producción del software se introduce también un cambio importante que se centra en la forma organizativa del contenido. Se trata de los programas hipertextuales, que introducen una estructura no secuencial ni jerárquica de la información, sino un entramado de nodos a través de los cuales cada usuario puede moverse siguiendo las asociaciones que desee ( Gros, 2000).
Fianalmente esta década se caracteriza por el uso de Internet para obtener información, y el papel de la información en sí misma como herramienta para el desarrollo cognitivo y para la mejora de las habilidades de resolución de problemas por la utilización de las redes de comunicación (Carnoy, 2004). La escuela por primera vez ya no es un elemento aislado, existe una conexión con otros centros, con otras fuentes de información que están más allá de los muros y de los libros de texto, y que como define Gros (2000) conduce a la alteración de la vida de los centros.

2. FINALIDADES PEDAGÓGICAS DEL USO DE LA TECNOLOGÍA.

Bartolomé ( 2000) identifica cuatro fases bien diferenciadas, aunque no excluyentes de cuales son las finalidades pedagógicas del uso de la tecnología.
“alfabetización informática”, se trata de formación orientada a que las personas puedan comprender y manejar las herramientas informáticas, y a la vez desarrollar destrrezas intelectuales como la capacidad de resolver problemas o construir procedimientos de trabajo intelectual. La informática se introdujo en el currículo como una asignatura más, pero se llegó a la conclusión, de que no tenia sentido ya que la mayoria de los usuarios no serian informaticos, la alfabetización se reorientó hacia el aprendizaje de herramientas como hojas de cálculo , procesadores de texto…etc.
“ aprender desde ordenadores”, las máquinas enseñan a los alumnos cualquier contenido, asumiendo tareas del profesor.
“ aprender con ordenadores”. El alumno utiliza el ordenador como una herramienta más.
“funciones de gestión del centro y gestión del aula”.

Los diferentes usos del ordenador han sido estudiados por diferentes autores, según Alonso (1994), unos se centran en el papel que desempeña el ordenador, otros los paradigmas asociados a su utilización y otros establecen relaciones entre las diferentes teorias de aprendizaje y el medio informático.
En 1986 Kinzer ( en Martinez Ruiz y Sauleda, 1995) señlaba dos grandes categorías:
1. el ordenador como fin del aprendizaje curricular, “alfabetización informática.
2. el ordenador como medio de aprendizaje, adquisición de conocimientos conceptuales, procedimentales o actitudinales del currículo.
Gros (1987) la utilización de la informática tiene tres posibilidades:
1. como fin ( aprender sobre ordenadores).
2. como medio (aprender del ordenador y aprender con el ordenador).
3. como herramienta (para el profesor y el alumno).
Repáraz y Tourón (1992) atiende unicamente a los usos del ordenador referidos a los procesos de aprendizaje de los alumnos en lo que domina el ordenador como el fin del aprendizaje curricular donde dividen en dos el uso del ordenador:
1. uso directo:
a. ejercitación y práctica.
b. Tutorial.
c. Simulación y juego.
d. Programación y resolución de problemas.
e. Tutorial inteligente.
2. usos indirectos:
a. procesador de textos.
b. Bases de datos.
c. Hoja de cálculo.
d. Otras aplicaciones.
Bartolomé (2000) los denomina aprender sobre ordenadores, aprender desde ordenadores y aprender con ordenadores.
La tabla 1, muestra una síntesis realizada por Quintana ( 2002) sobre los usos de los ordenadores en contextos de enseñanza aprendizaje.

Autor/a
el ordenador


R.Taylor(1980)
Como profesor/a
Como alumno/a
Como instrumento
B.McDonald (García Ramos y Ruiz, 1985)

Elemento del paradigma instructivo
Elemento del paradigma conjetural
Elemento de los paradigmas emancipatorio y revelatorio
J.Delval (1986)

Como máquina de enseñar
Para aprender a programar
Como instrumento de trabajo
Gros (1987)

Como medio
Como fin
Como herramienta utilitaria
E.Martí (1992)
Para el aprendizaje, simulación y juego.
Para la programación
Como herramienta utilitaria
C.Alonso (1994)
Como recurso informatico diseñado para la danza
Para aprender informatica y a programar
Aplicaciones informaticas de base para el tratamiento de la información.
J. Quintana (2002)
Para la enseñanza, el aprendizaje guiado y el autoaprendizaje
Para la creación y la expresión
Para el aprendizaje, la creación y la expresión.
Autor/a
el ordenador


R.Taylor(1980)
Como profesor/a
Como alumno/a
Como instrumento

Aprender de
Aprender con
Aprender con
En la actualidad, los objetivos pedagogicos perseguidos del uso del ordenador, se han difuminado sus limites, y se han entrelazado entre ellos , de tal manera que resulta a veces imposible ajustarse a una clasificación de la utilización de la informatica.

3. APLICACIONES DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN.

Antes de proseguir con este estudio debemos concretar que vamos a entender por tecnologías de la información y comunicación.
Si recurrimos a Marqués (2000) entiende por:
Tecnología: aplicación de los conocimientos cientificos para facilitar la realización de actividades humanas. Supone la creación de productos instrumentos, lenguajes y métodos al servicio de las personas.
Información: datos que tiene significado para determinados colectivos. La información resulta fundamental para las personas, ya que a partir del proceso cognitivo de la información que obtenemos continuamente con nuestros sentidos vamos tomando las decisiones que dan lugar a todas nuestras acciones.
Comunicación: transmisión de mensajes entre personas. Como seres sociales las personas además de recibir información de los demás, necesitamos comunicarnos para saber más de ellos, expresar nuestros pensamientos, sentimientos y deseos, coordinar los comportamientos de los grupos de convivencia, etc.
Tecnologías de la información y la comunicación: cuando unimos estas tres palabras hacemos referencia al conjunto de avances tecnologicos que nos proporciona la informatica, las telecomunicaciones y las tecnologías audiovisuales, que comprenden los desarrollos relacionados con los ordenadores, Internet, la telefonía, los “mass media”, las aplicaciones multimedia y la realidad virtual. Estas tecnologías básicamente nos proporcionan información, herramientas para su proceso y canales de comunicación.
Como sustenta Cabero (2000) existen diversas definiciones de nuevas tecnologías, pero parece haber consenso en considerarlas como aquellos instrumentos técnicos que giran en torno a la información y la comunicación. Es decir, las utilizadas para referirse a una serie de nuevos medios como hipertextos, los multimedia, Internet, la realidad virtual o la televisión via satélite. Estas nuevas tecnologías giran de manera interactiva en torno a las telecomunicaciones, la informática y los audiovisuales y su hibridación como son los multimedia, aunque parece que el paradigma de las nuevas tecnologías son las redes informáticas que permiten en la interacción de los ordenadores ampliar la potencia y funcionalidad que tienen de forma individual, permitiendo, no sólo procesar información almacenada en soportes físicos, sino también acceder a recursos y servicios prestados por ordenadores situados en lugares remotos.
Según Cabero (2000) las nuevas tecnologías se diferencia de las tradicionales, no en lo que se refiere a su aplicación como medio de enseñanza sino en las posibilidades de creación de nuevos entornos comunicativos y expresivos que facilitan a los receptores la posibilidad de desarrollar nuevas experiencias formativas, expresivas y educativas.
En nuestro caso nos vamos a centrar en la utilización educativa de la informática, de programas informáticos, de los materiales hipermedia y multimedia, y de las redes de comunicación.

3.1 Aplicaciones informáticas de base para el tratamiento de la información.

Martinez y Sauleda ( 1995) engloban bajo estas categorías los programas que ayudan a los alumnos a realizar tareas mecánicas que intelectualmente no son productivas o cognitivamente no interesantes en un momento dado.
procesadores de texto: programas de tratamiento de textos que convierte al ordenador en algo parecido a una máquina de escribir, pero provisto de poderosos recursos y de gran sensibilidad.
Bases de datos: se trata de programas que organizan y gestionan grandes volúmenes de información de acuerdo con una determinada estructura fijada de antemano. Al alumno le puede permitir desarrollar nuevas estrategias de consulta y relación de información, y utilizarlos como fuentes de información básica, herramienta de investigación, medio para solucionar problemas y analizar bancos de datos… (Alonso, 1994; Martinez Ruiz y Sauleda, 1995).
Hojas de cálculo: son programas que permiten el manejo de grandes volúmenes de información, generalmente numérica.
Paquetes estadísticos: simplifican el procesamiento de los datos de los cálculos estadisticos.
Diseño de gráficos: programas informaticos especificos para crear todo tipo de dibujos artisticos y gráficos. Permiten producir una gran diversidad de imágenes. En esta misma categoría se puede incluir los programas de retoque fotográfico, de edición de videos y de animación en tres dimensiones……..

3.2 Utilización educativa de la informática: sofware educativo.

El uso del ordenadors desde el punto de vista didáctico pasa por el uso del denominado software educativo, estos materiales que suponen utilizar el ordenador con una finalidad didáctica
Lo podriamos definir el software eduacativo como un conjunto de recursos informáticos diseñados con la intención de ser utilizados en contextos de enseñanza aprendizaje. Para Alonso (1994) estos programas abarcan finalidades muy diversas que pueden ir de la adaptación de conceptos al desarrollo de destrezas básicas o a la resolución de problemas.La funcionalidad del software educativo vendrá determinada por las características y el uso que se haga del mismo, de su adecuación al contexto y la organización de las actividades de enseñanza.
Domingo (2000) relaciona alguna de las características fundamentales del software educativo:
son materiales informaticos elaborados con una finalidad didáctica, y se pueden adaptar a diferentes procesos y estilos cognitivos.
Son interactivos ya que responden a las acciones de los usuarios, y permiten un intercambio de información entre ordenador y usuario.
Individualizan el trabajo y se adaptan al ritmo y progresión de los alumnos en función de las actuaciones del mismo, dentro de las decisiones prediseñadas por el programador, aunque empieza a surgir software que aprende en función de la interacción con el usuario.
Son fáciles de usar, exigen pocos conocimientos informaticos para interactuar y aprender con ellos.
Presentan una estructura básica común, aunque no tienen porqué seguir un mismo diseño de proceso de interacción.
Algunas funciones propias de este medio (Marqués, 1996).
función informativa: se presenta la información estructurada de la realidad.
Función instructiva: orientan el aprendizaje de los estudiantes facilitando el logro de determinados objetivos educativos.
Función motivadora: los estudiantes se sienten atraidos por este tipo de material, ya que los programas suelen incluir elementos para captar la atención de los alumnos y mantener su interés ( actividad, refuerzos, presentación atractiva…)
Función evaluadora: la mayoría de los programas ofrecen constante feedback sobre las actuaciones de los alumnos, corrigiendo de forma inmediata los posibles errores de aprendizaje, presentando ayudas adicionales cuando se necesitan, etc. Se puede decir que ofrecen una evaluación continua y en algunos casos también evaluación final o explícita, cuando el programa presenta informes sobre la actuación del alumno ( nº de errores, cometidos, tiempo invertido en el aprendizaje, etc).
Función investigadora: muchos programas ofrecen interesantes entornos donde investigar: buscar informaciones, relacionar conocimientos, obtener concluisiones, compartir y difundir la información , etc.
Función expresiva: los estudiantes se pueden expresar y comunicar a través del ordenador, generando materiales con determinadas herramientas, utilizando lenguajes de programación, etc.
Función metalingüistica: los estudiantes pueden aprender los lenguajes propios de la información.
Función lúdica: el trabajo con ordenadores tiene para los alumnos en muchos casos connotaciones lúdicas pero además los programas suelen incluir determinados elementos lúdicos.
Función innovadora: supone utilizar una tecnología recientemente incorporada a los centros educativos que permite hacer actividades muy diversas a la vez que genera diferentes roles tanto en los profesores como en los alumnos e introduce nuevos elementos organizativos en la clase.
Función creativa: la creatividad se relaciona con el desarrollo de los sentidos ( capacidades de observación, percepción y sensibilidad), con el fomento de la iniciativa personal ( espontaneidad, autonomía, curiosidad) y el despliegue de la imaginación ( desarrollo de la fantasía, la intuición, la asociación). Los programas informáticos pueden incidir, pues en el desarrollo de la creatividad, ya que permiten desarrollar las capacidades indicadas.

Aunque hasta ahora todo parece ventajas, también tienen sus limitaciones e inconvenientes como pueden ser: diálogos demasiados rígidos, desfases respecto a otras actividades, aprendizajes incompletos y superficiales, desarrollo de estrategias mínimo esfuerzo, puede provocar ansiedad en algunos alumnos, aislamiento, etc.
En la práctica, las ventajas y las limitaciones de un material concreto han de ser consideradas por el profesor de cara a su utilización didáctica, es decir, es necesario evaluar la calidad del software educativo, tanto desde un punto de vista técnico como pedagógico, para tomar una decisión sobre su potencial didáctico y , en consecuencia, sobre su integración curricular. En esta evaluación habrá que considerar los distintos elementos de la aplicación, distinguiendo al menos la interfaz, el contenido y la interacción que ofrece el material; valorando, de forma general, la facilidad de uso, la coherencia, la motivación, y la adaptabilidad, y de forma más específica, los recursos multimedia, la navegación, las estrategias metodológicas, el seguimiento de los resultados, la participación y cooperación que el programa posibilita, etc. Un programa apropiado de aprendizaje incluirá, probablemente, proyectos, trabajo grupal, resolución de problemas, escritura reflexiva y otras tareas que estimulen el pensamiento significativo ( Ravitz, Becker y Wong, 2000).
Lo que está claro es que el ordenador, entendido como herramienta en el sentido dado por Vygotsky, introduce una nueva forma de interacción con las informaciones, el conocimiento y con otras personas totalmente nueva y diferente de otros medios. Al ser introducido en la escuela, la herramienta opera con un conjunto de expectativas y presupuestos metodológicos y organizativos que condicionan de forma importante su utilización.
En este sentido, en el contexto escolar, las situaciones de aprendizaje con ordenadores que pueden considerarse más idóneas son aquellas que permiten al sujeto una actividad estructurante, actividad guiada por el enseñante, con la colaboración de otros compañeros, situaciones que se centran en un contenido determinado de las materias del currículo escolar y que explicitan los objetivos de aprendizaje de manera clara, situaciones diseñadas teniendo en cuenta los conocimientos previos de los alumnos sobre los contenidos a tratar y situaciones integradas con el resto de las situaciones escolares.
Teniendo en cuenta estas propuestas, no hay que olvidar que en la integración real de los ordenadores en los procesos educativos, los profesores y, específicamente, sus concepciones sobre la enseñanza, tienen una influencia capital. Desde una proximación experimental, la investigación realizada por Niederhauser y Stoddart ( 2001) sobre el uso de los ordenadores en las escuelas de EE.UU, en concreto sobre el tipo de Sofware utilizado y su relación con las concepciones de los profesorados sobre la enseñanza con ordenador, es una muestra ilustrativa de cómo el uso de este medio está determinado, no tanto por las características del propio medio, como por las ideas que los profesores tienen del mismo. Los cual confirma la idea, apuntada en diversas investigaciones, de que las concepciones pedagógicas y epistemológicas de los profesores están fuertemente relacionadas con sus prácticas. Así, la utilización de un determinado software educativo, al igual que otros materiales curriculares, estará fundamentada en las concepciones de la enseñanza y el aprendizaje que tenga el profesor. La conclusión es que los profesores seleccionanel sofware al igual que otros recursos y métodos didácticos, en función de sus concepciones metodológicas, por lo tanto, éstas tienen una gran influencia en cómo se integran los ordenadores en la práctica educativa. Los ordenadores son instrumentos que se pueden utilizar con objetivos didácticos muy diversos ( desde la adquisición de destrezas bien definidas hasta como una herramienta para el aprendizaje constructivista) y para que los profesores lleguen a usar los ordenadores con diferentes propósitos es importante cambiar sus concepciones sobre la enseñanza y el aprendizaje.
Existe una clasificación estándar que se desarrollo con las primeras aplicaciones, pero como recuerda Gros (2000) la división es bastante teórica, ya que en la actualidad las técnicas y los diseños se interrelacionan cada vez más. Estos programas son:
programas tutoriales: guia al estudiante en su aprendizaje proporcionandole información que debe confirmar, reforzar o provocar el aprendizaje de determinada temática. Para Gros (2000) lo importante de estos programas es la organización del conocimiento y las estrategias de enseñanza que adopta el programa para conseguir el aprendizaje del alumno.
Programas de práctica y ejecución: ofrecen la posibilidad de ejercitarse en una determinada tarea una vez obtenidos los conocimientos necesarios para el dominio de la misma ( Gros, 2000). La práctica y la repetición son la base sobre la que se sustentan estos programas. Según Bartolomé (2000) si un educador trata de basar toda su enseñanza en este principio, posiblemente esté cayendo en un reduccionismo difícil de sostener, pero si aplica programas especificos de ejercitación para problemas específicos de aprendizaje de destrrezas, posiblemente esté resolviendo situaciones de la forma más eficaz y rápida posible.
Simuladores: según Bartolomé (2000), una simulación es una situación en la que se suceden o pueden suceder cambios. El usuario toma las decisiones, y cada decisión tiene sus consecuencias que se traducen en nuevos cambios en el entorno. Según este autor, el aprendizaje puede estar ligado a la propia situación, es decir al desarrollo de destrezas complejas, pero también puede estar ligada a la mejor comprensión de conceptos implicados en la situación y, en este caso, se liga a la adquisición de conocimientos. Finalmente el programa puede pretender simplemente desarrollar destrrezas en la toma de decisiones y en la capacidad de interactuar con máquinas.
La oferta de simuladores no es muy amplia, y es un recurso muy poco presente en los multimedia educativo, pero Bartolomén (2000) piensa que en los proximos años su importancia crecerá extraordinariamente, y a sus potencialidades educativas se añadirá el desarrollo de la tecnología que facilitará su diseño y desarrollo.
¿ Puede ser tres d¿……
videojuegos: entre las posibilidades educativas de los videojuegos, además de la motivación destacan la toma de decisiones, la resolución de problemas o la adquisición de estrategias propias de la cultura de la sociedad de la información. También supone una buena herramienta de socialización, para el desarrollo de la inteligencia y el tratamiento de los problemas de aprendizaje, o pueden utilizarse para el trabajo de aspectos relativos a la autoestima.
Los educadores pueden utilizar videojuegos específicamente educativos , pero también pueden utilizar educativamente los juegos.

3.3 Materiales hipermedia y multimedia.

La palabra multimedia en educación ha sido utilizada desde hace muchos años, y no necesariamente referida a los ordenadores. Se habla de programas que utilizaban la radio, la televisión y la prensa para alfabetizar o enseñar idiomas. También los paquetes multimedia de uso didáctico incluían cintas de audio junto a materiales impresos y audiovisuales con contenidos instructivos. Actualmente y aunque es muy frecuente escuchar confundir multimedia con hipermedia el uso más extendido para referirse a multimedia es el de sistemas integrados informatizados que soportan mensajes textuales, audiovisuales, etc. Bartolomé, 2000). Como opina Gros ( 2000), en el ámbito educativo se supone que la utilización de distintos medios se complementan entre sí y favorecen el aprendizaje.
Por otro lado , hipermedia, es un modelo de diseño de programas multimedia que se caracteriza por organizar la información en pequeños paquetes con significado completo de diferente nivel de complejidad, unidos mediante enlaces que permiten navegar coherentemente a través de los paquetes, siguiendo una idea o línea lógica de razonamiento.
Hipermedia es una evolución del concepto hipertexto. Según Bartolomé (2000), los hipermedia son utilizados en diseños curriculares con un planteamiento muy similar a las enciclopedias, como fuentes de información que permiten acceder a lo que resulta relevante de acuerdo con una guia o propuesta de trabajo previa.

3.4 Proyectos telemáticos . Internet y Entornos Virtuales de Aprendizaje.

Si a las posibilidades de los materiales didácticos digitales, añadimos la posibilidad de conectar entre sí un determinado material con otros textos o documentos ubicados en distintos ordenadores mediante una red telemática entonces la potencialidad educativa del material se incrementa de forma notoria.
Entendemos la telmática como la comunicación entre ordenadores a distancia, por tanto, la posibilidad de que personas situadas en diferentes contextos sociales puedan intercambiar información. Las comunicaciones a través de las autopistas de la información, básicamente Internet , adquieren una nueva dimensión al suprimir las distancias físicas. Las herramientas como el correo electrónico, las teleconferencias, la transferencia de ficheros, las páginas web, los foros de debate, etc. Ofrecen tal cantidad de información y posibilidades de interactividad que le gran problema actual radica en saber localizar y seleccionar la información realmente significativa.
De manera esquemática, podemos decir que la telmática aporta a la educación algunas posibilidades como:
eliminar las barreras espacio-temporales entre el profesor y el estudiante.
Favorecer tanto el aprendizaje colaborativo como el autoaprendizaje.
Potenciar el aprendizaje a lo largo de toda la vida.
Interactividad entre los participantes en la educación.
Ayudar de forma especializada a los sujetos con necesidades educativas especiales.
Favorecer una aproximación de la escuela a la sociedad ( conocer el mundo real ).
Combatir el aislamiento de muchas escuelas.
Facilitar la formación del profesorado.
Desarrollar tareas de comunicación permitiendo el intercambio de información ( escribir para un público real ).
Posibilitar el trabajo sobre temas sociales, permitiendo la aproximación a muy distintas realidades.
Favorecer la interdisciplinariedad y la globalización.
Facilitar el acceso a información ( base de datos, foros temáticos, páginas Web…)
Favorecer un acercamiento a la información desde una perspectiva constructivista:
Los proyectos telemáticos se configuran como pequeñas investigaciones.
Se basan en la actividad de los estudiantes.
Fomentan un aprendizaje cooperativo.
definir nuevos roles para profesores y alumnos, de modo que los alumnos asuman una mayor actividad e implicación en el aprendizaje y el educador asuma el papel de ayudar en el proceso de transformar las informaciones en conocimiento, actuando como animador, coordinador y motivador del aprendizaje.
. Los servicios se centran en:
páginas web: sistema multimedia que ofrece acudiendo a una dirección adecuada del navegador, información mediante textos, imágines, vídeos, sonidos, etc.
E-mail: mediante el correo electrónico es posible enviar a otra persona un mensaje, y junto con éste cualquier fichero informático con independencia de su formato.
Listas de distribución: lugar de encuentro a través del correo electrónico, para personas que tienen en común el interés por un tema. En la lista de distribución se puede verter opiniones diversas, peticiones, temas para reflexionar o discutir, informaciones de interés…
Chats: se trata de una comunicación sincrónica, en tiempo real con otros usuarios.
Buscadores especializados: se trata de páginas Web que nos permiten encontrar aquellas informaciones de las que desconocemos su ubicación.

Internet en el aula.
Como opina Escofet (2004), el mayor reto del cual se enfrenta el mundo educativo en estos momentos es la transformación de la sociedad de la información y de la comunicación en la sociedad del conocimiento y, en este sentido la construcción del conocimiento pasa de manera necesaria por una visión constructivista del uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la que proliferan las actividades que se centran en la búsqueda guiada a través de Internet. Entre ellas destacan:

las webquest: es una actividad de investigación, quiada con recursos de Internet, que tiene en cuenta el tiempo del alumno. Es un trabajo de colaboración en el que cada persona se hace responsable de una parte. Obliga a la utilización de habilidades cognitivas de alto nivel y da prioridad a la transformación de la información. Su creador es Bearny Dodge de la Universidad de San Diego (USA) (Capella, 2004).
Las cazas del tesoro: es un tipo de actividades didácticas muy sencillas que utilizan los docentes que integran Internet en el currículo. En esencia es una hoja de trabajo o una página web con una serie de preguntas y una lista de direcciones de páginas web de las cuales se puede extraer las respuestas. Algunas incluyen una gran pregunta al final, cuya respuesta no aparece directamente en las páginas Web visitadas, pero que exige integrar y valorar lo aprendido durante el proceso. Se trata de estrategias útiles para adquirir información sobre un determinado tema y practicar habilidades y procedimientos relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación en general, y con el acceso a la información en Internet en particular (Adell, 2003).
Reflectores de comprensión: se trata de la lectura y revisión de diferentes páginas web sobre un mismo tema, pero con visiones opuestas, con objeto de estimular la reflexión y el debate.




Enseñanza virtual.

En otro nivel de importancia en relación al uso de Internet ,se encuentran los entornos virtuales de aprendizaje que propician el conocido “ e-learning” o enseñanza virtual.
Se entiende como enseñanza virtual la impartida a distancia, sin la presencia física de los estudiantes en las aulas, y valiendose de dispositivos digitales como soportes docentes y canales de comunicación (Babot, 2003). Duart y Sangrá ( 2000) definen los espacios virtuales como espacios de creación para compartir y en los que todo el mundo puede aprender.
Un entorno virtual se caracterizapor:
una interación, entre sus miembros formando una autentca comunidad virtual.
Una sinconia de las interacciones, es decir, que no tienen por qué coincidir ni en el espacio ni en el tiempo.
Unos materiales didácticos o guías básicas para el desarrollo de la asignatura.
Una acción docente orientada a potenciar la actividad del estudiante según el proceso de aprendizaje.
Una evaluación del estudiante que debe atender a los diferentes ritmos de estudio, debe favorecer un ritmo de trabajo, una orientación al estudiante, una motivación para la participación y, finalmente, la posibilidad de alcanzar un reconocimiento académico.
El actual debate sobre el uso de los entornos virtuales no está en la sustitución de la formas tradicionales de educación, sino más bien complementando y potenciando las mismas ( Babot, 2003).
El nuevo Espacio de Educación Superior Europeo va a imponer modos de educación , contextos cambientes, diversidad cultural que exigirá nuevas respuestas que van a influir directamente en la organización del aprendizaje. mediante los entornos virtuales los estudiantes tienen ocasión de intervenir en su propio proceso de aprendizaje (Cruz, Blanco y Escalante, 2004).
Harasim, Hiltz, Turof y Teles (2000) relacionan algunos de los elementos que traen consigo estos nuevos procesos formativos:
el papel del profesor se convierte en el de ayudante o mentor.
Los estudiantes se convierten en participantes activos. Las discusiones se vuelven más profundas y detalladas.
El acceso al material académico se amplía de forma significativa.
Los alumnos se vuelven más independientes.
El acceso a los profesores se vuelve igualitario y directo.
La interacción entre profesores aumenta de manera significativa.
La comunicación personal entre participantes aumenta.
La enseñanza y el aprendizaje se llevan a cabo en colaboración.
Hay más tiempo para reflexionar sobre las ideas. Los estudiantes pueden explorar las redes . se amplía el intercambio de ideas y reflexiones. La clase se vuelve global.
La jerarquia entre profesor y alumno se rompe. Los profesores se vuelven alumnos y los alumnos profesores…

Todo ello sin mencionar las posibilidades de conectar culturas muy diversas, la flexibilidad horaria, el trabjar a un ritmo propio, la formación personalizada, la inmediatez en las respuestas solicitadas…

4. VENTAJAS E INCONVENIENTES.


Parece que una adecuada selección de las TIC y un adecuado equilibrio entre los modelos centrados en los medios, los estudiantes o el profesorado, están cambiando el panorama educativo (Barberá, 2001; Bartolomé,1994; Duart y Sangrá, 2000; Taapscott, 1998).
Estamos siendo testigos de cómo estos nuevos procesos formativos permiten desviar el centro de atención del profesor a la persona que aprende, de la enseñanza al aprendizaje, de la dependencia, a la autonomia personal, de la transmisión de conocimientos al conocimiento compartido, del aprendizaje masivo al personalizado, del aislamiento a la interdisciplinariedad, de la referencia a la necesidad de considerar la experiencia vivida como la más importante fuente de conocimiento significativo.

Concretando , los programas educativos están pensados para ser utilizados en un proceso formal de aprendizaje y por ese motivo se establece un diseño específico a través del cual los estudiantes adquieren conocimientos, habilidades y estrategias… El desarrollo de la tecnología cada vez hace más difícil la agrupación de los programas por sus características, porque cada vez se hace más amplio su concepto y finalidad.

Tabla 2. Tipos de aplicaciones de la informática en la enseñanza (Gros 2001).


Instructivos
Programas pensados para el proceso de enseñanza y aprendizaje. ( aritmética, simulación física, enseñanza de idiomas, etc)
Acceso a la información.
Programas que permiten acceder a bases documentales y de información( bases de datos, progrmas de navegación por Internet, etc)
Creación.
Programas que no tienen un contenido especifico. Proporcionan herramientas para la creación ( creación de programas informáticos, producción de textos, etc)
Desarrollo de estrategias.
Programas centrados en aspectos procedimentales ( juegos de aventura, estrategias de resolución de problemas, etc)
Comunicación.
Programas para el uso de redes de comunicación. (acceso a foros, correo electronico, etc)


Como recomienda Gros (2001) para que el uso del ordenador sea exitoso, en primer lugar los profesores deben planificar la ejecución y hacerla coherente a su práctica habitual y, en segundo, el alumnado debe tener claros los resultados del aprendizaje .

a. incidencia de las TIC en la educación.

La tecnología en sí misma no supone una oferta pedagógica, sino que su validez estriba en el uso que los agentes educativos o las comunidades educativas hagan de ella ( Colás y De Pablos , 2004). La clave no está en la tecnología ni en la pedagogía, sino en el uso pedagógico de la tecnología ( Coll, 2003).
A continuación y siguiendo a Marqués ( 2000) veremos cuales son las ventajas e inconvenientes de las TIC para el proceso de aprendizaje, el alumnado, el profesorado y los centros docentes.

4.1 Ventajas e inconvenientes de las TIC desde la perspectiva del aprendizaje.

Ventajas:
interés y motivación: incrementa la motivación, y con ella el tiempo dedicado a las actividades favoreciendo el aprendizaje.
interacción. Continua actividad intelectual: los estudiantes están permanentemente activos al interactuar con el ordenador y entre ellos.
Desarrollo de la iniciativa: la constante participación del alumnado propicia el desarrollo de la iniciativa, ya que se ven obligados a tomar continuamente nuevas decisiones ante las respuestas del ordenador y sus acciones.
Aprendizaje a partir de los errores: generalmente los programas tienen la posibilidad de ofrecer conocimiento de los resultados inmediato, ensayar nuevas respuestas o conocer acciones para superar los errores.
Aprendizaje cooperativo: los instrumentos que proporcionan las TIC facilitan el trabajo en grupo y el cultivo de actitudes sociales, el intercambio de ideas, la cooperación, y la posibilidad de construir aprendizajes en grupo.
Alto de grado de interdisciplinariedad: la capacidad de almacenamiento del ordenador permite realizar diferentes tratamientos de la información, favorecidos por las potencialidades de Internet.
Alfabetización digital y audiovisual: las diferentes habilidades que se requieren para manejar la información y utilizar las herramientas, contribuyen a facilitar la necesaria alfabetización informática y audiovisual.
Desarrollo de habilidades de búsqueda y selección de información: el gran volumen de información disponible y la propia disposición de la información exige la puesta en práctica de técnicas que ayuden a la localización de la información.
Mejora de las competencias de creatividad y expresividad: las herramientas que proporciona las TIC favorecen las habilidades de expresión, comunicación.
Fácil acceso a mucha información de todo tipo: las TIC pueden poner al alcance de profesorado y alumnado gran cantidad de información en diversos soportes multimedia.
Visualización de simulaciones: los programas informáticos permiten visualizar secuencias y fenómenos para experimentar con ellos y comprenderlos mejor.

Inconvenientes:

distracciones: jugar en vez de estudiar.
Dispersión: la gran cantidad de información puede incitar a desviarse de los objetivos de búsqueda.
Pérdida de tiempo: el exceso de información o falta de método de búsqueda pueden significar una gran pérdida de tiempo.
Aprendizajes incompletos y superficiales: acostumbrados a la inmediatez el alumno se resiste a emplear el tiempo necesario para consolidar aprendizajes, que confunden con acumulación de información no siempre de calidad, y descontextualización.
Ansiedad: la continua interacción ante el ordenador puede provocar ansiedad en los estudiantes:
Dependencia de los demás: si el funcionamiento de los grupos no es el deseado, algunos de los miembros pueden convertirse en espectadores del trabajo de los demás.
Diálogos muy rígidos: el uso de recursos y materiales didácticos exigen una formación previa así como unas habilidades determinadas para interactuar con otras personas.
Visión parcial de la realidad: los programas presentan una visión parcial de la realidad.
Falta de criterios de análisis: la gran cantidad de información puede tentar a los usuarios a utilizarla de manera poco crítica.

4.2 Ventajas e inconvenientes de las TIC para los estudiantes.

Ventajas:
atractivo: cada vez más los estudiantes sienten cierta fascinación por las máquinas y sus componentes lúdicos.
Acceso a múltiples recursos educativos y entornos de aprendizaje: posibilidad de tener al alcance todo tipo de información y materiales didácticos digitales en soporte electrónico o a través de Internet , que enriquece los procesos de enseñanza-aprendizaje.
Personalización de los procesos de enseñanza-aprendizaje: la existencia de múltiples materiales permite que cada estudiante pueda utilizar aquellos más acordes con sus características y circunstancias personales.
Autoevaluación: las TIC ponen al alcance de los estudiantes múltiples materiales para la autoevaluación o control del propio proceso de aprendizaje.
Mayor proximidad del profesor: el correo electrónico y los foros de debate permiten acortar distancias y facilitar la comunicación.
Mayor proximidad con compañeros: a través de las herramientas que proporcionan las TIC los estudiantes pueden estar más en contacto y compartir actividades lúdicas y de estudio.
Flexibilidad en los estudios: los materiales interactivos o de autoaprendizaje y los entornos virtuales permiten una gran flexibilidad en los horarios de estudio y en los ritmos de aprendizaje.
Instrumentos para el procesamiento de la información: las TIC proporcionan poderosos instrumentos para procesar la información.
Ayudas para la Educación Especial: los ordenadores con periféricos especiales representan caminos alternativos para resolver limitaciones relacionadas con la comunicación, el acceso a la información.
Ampliación del entorno vital: las posibilidades informativas y comunicativas de Internet permiten ampliar el entorno inmediato de relaciones.

Inconvenientes:

adicción: un exceso de motivación en el uso de multimedias interactivos o de Internet puede provocar adicción.
Aislamiento: los materiales didácticos e Internet permiten a los estudiantes aprender solos, o malas posturas pueden provocar diversas dolencias.
Inversión de tiempo: las comunicaciones a través de Internet abren muchas posibilidades, pero también exigen tiempo para responder, leer mensajes, buscar información, hasta perder la noción del tiempo.
Sensación de desbordamiento: a veces el exceso de información que hay que revisar y seleccionar produce esta sensación.
Comportamientos reprobables: a veces en los mensajes de correo electrónico no se cumplen las normas de uso respetuoso.
Falta d conocimiento de los lenguajes: puede haber limitaciones en el uso de programas o aplicaciones por no conocer adecuadamente los lenguajes en los que se presentan las actividades informáticas.
Falta de conocimientos de idiomas: las limitaciones también pueden presentarse por el desconocimiento de la lengua inglesa, que es la más extendida en Internet, y la de mayores proveedores de software.
Recursos educativos con poca potencialidad didáctica: los materiales didácticos multimedia o de cursos de teleformación no siempre son de la mejor calidad, ni proporcionan siempre la orientación más adecuada.
Virus y Spam.
Acceso a información no deseable: Internet permite a acceder a información que a veces no responde al nivel de maduración o comprensión de los estudiantes.
Esfuerzo económico: aunque los costes se han abaratado mucho en la informática, y se cuenta con muchas ayudas, la adquisición de un ordenador todavía representa un gasto considerable.

4.3 Ventajas e inconvenientes de las TIC para el profesorado.

Ventajas:
fuente de recursos educativos para la docencia, la orientación y la rehabilitación: los programas multimedia e Internet proporcionan múltiples recursos educativos para utilizar con los estudiantes.
Individualización. Tratamiento de la diversidad: los materiales didácticos interactivos individualizan el trabajo de los estudiantes, ya que el ordenador puede adaptarse a sus conocimientos previos y ritmos de aprendizaje. por otro lado el profesorado puede responder adecuandose a las necesidades indiviudales de cada alumno.
Facilidades para la realización de agrupamientos: la profusión de recursos y el volumen de información de Internet facilitan la organización de actividades grupales en las que los estudiantes deben interactuar con estos materiales.
Mayor contacto con los estudiantes: el correo electrónico supone un nuevo canal de comunicación con el alumnado, a través del que se pueden hacer preguntas concretas o consultas, enviar o recibir avisos.
Liberan al profesor del trabajo repetitivo: algunos programas con listas de control, o que posibilitan la autocorreción pueden liberar al profesorado de algunas tareas rutinarias.
Facilitan la evaluación y control: algunos programas y materiales didácticos de la red proponen actividades didácticas al alumnado, evaluan sus resultados y proporcionan informes de seguimiento y control.
Actualización profesional: la utilización de las TIC como herramienta para procesar la información, o como soporte a la actividad docente, proporciona una constante actualización del profesorado, al tiempo que completa su alfabetización informática y audiovisual.
Constituyen un buen medio de investigación didáctica en el aula: la posibilidad de realizar un seguimiento de las actividades que realizan los estudiantes, y la posibilidad de almacenar sus progresos, representa una información importante para investigar sobre la actividad docente.
Contacto con otros profesores y centros: los canales de información y de comunicación de Internet , permiten no sólo mantener una relación con otros profesores o centros, sino también llevar a cabo proyectos telemáticos, o realizar experiencias colaborativamente.

Inconvenientes:
estrés: si los conocimientos no son los adecuados, o el profesorado no dispone de las competencias necesarias, el trabajo con TIC le puede superar.
Desarrollo de estrategias de mínimo esfuerzo: si las consignas que se ofrece al alumnado no son las adecuadas, o no se dispone de los necesarios conocimientos sobre dónde poner el interés en las tareas que se realizan con TIC, se puede inducir al alumnado a realizar actividades con el mínimo esfuerzo, copiando lo disponible en Internet sin transformar la información, y sin reflexionar sobre sus contenidos.
Desfase respecto a otras propiedades: el uso de programas didácticos puede producir desfases inconvenientes con los demás trabajos de aula, especialmente cuando abordan aspectos parciales de una materia o diferentes niveles de profundidad.
Problemas de mantenimiento de los ordenadores.
Supeditación a los problemas informáticos.
Dedicación: la utilización de las TIC exige más tiempo de dedicación al profesorado.
Necesidad de actualizar equipos y programas: los programas y los ordenadores mejoran sin cesar, y obliga a una actualización ( y un gasto) continuo para mantener el mejor rendimiento de las máquinas.

4.4 Ventajas e inconvenientes de las TIC para los centros.

Ventajas:
los sistemas de teleformación pueden abaratar costes de formación.
Los sistemas de teleformación permiten acercar la enseñanza a mas personas.
Mejora la administración y gestión de los centros.
Mejora de la eficacia educativa: la existencia de nuevas herramientas para el proceso de información y comunicación y los nuevos recursos interactivos pueden favorecer la aplicación de nuevas metodologías.
Nuevos canales de comunicación con las familias y con la comunidad local.
Comunicación más directa con la Administración.
Recursos compartidos: la red permite hacer públicas las experiencias y dar a conocer iniciativas.
Proyección de los centros: a través de las páginas Web y los foros de Internet , los centros docentes pueden proyectar su imagen y sus logros al exterior.

Inconvenientes:

costes de la formación del profesorado.
Control de calidad insuficiente de los entornos de teleformación: los materiales metodologías, sistemas de evaluación… de la teleformación no siempre tienen los adecuados controles de calidad.
Necesidad de crear un departamento de tecnología educativa: para gestionar la coordinación y mantenimiento de los materiales tecnológicos, así como para asesorar al profesorado.
Exigencia de un buen sistema de mantenimiento de los ordenadores.
Fuertes inversiones.


4. CONCLUSIÓN.

Las Tecnologías de la información y comunicación ofrece a los docentes la posibilidad de replantearse las actividades tradicionales de enseñanza, para ampliarlas y complementarlas con nuevas actividades y recursos de aprendizaje.
Los docentes tienen la posibilidad de utilizar una gran cantidad de recursos digitales disponibles, tanto elaborados por empresas comerciales como por los propios profesores ( software educativo). En estos momentos los profesores pueden encontrar materiales sobre todas las áreas curriculares, y muchas de acceso gratuito en los principales portales educativos.
Otra posibilidad es la de realizar materiales propios o software educativos ajustados a sus objetivos y necesidades curriculares. Podriamos referirnos aquí al uso de aplicaciones genéricas ( Procesadores de texto, presentaciones, hojas de cálculo, programas de dibujo, edición de videos…) herramientas de autor ( Clic; hot potatoes…) uso de Webquest, weblogs, etc.
En segundo lugar, las TIC nos ofrecen la posibilidad de trabajar en proyectos telemáticos, entornos de trabajo colaborativo más allá de la propia clase, contactando con alumnos y profesores de otros centros y de otros paises y potenciando la educación intercultural, a través del conocimiento directo de lo que sucede en otras partes del mundo.
Las experiencias de profesores y alumnos que trabajan con las nuevas tecnologías en todos los niveles de la enseñanza es mayoritariamente positiva.
En los múltiples foros donde se expone y valoran las experiencias llevadas a cabo. Tampoco se trata en este estudio de valorar estos aspectos.
Si es un hecho constatado el alto poder motivador para los alumnos, quizá lo que explica esto son varios aspectos:
el carácter lúdico de los materiales. La mayoría del software posee un cierto formato de juego, en unos casos de tipo competitivo y en otros casos de tipo colaborativo.
El mayor peso del componente icónico en la presentación de la información y, en general, el carácter audiovisual como forma de comunicación más impactante que la verbal.
El dinamismo y la interactividad que permite el medio.
La posibilidad de crear informaciones, desarrollando procesos creativos de aprendizaje y no meramente reproductores.
La posibilidad de compartir con otros compañeros sus aprendizajes y producciones, así como de exhibirlas ante colectivos más amplios .
El trabajo en equipo, que requiren algunas actividades, el cual aumenta el nivel de participación de todos los alumnos.
La necesidad de pensar, tomar decisiones, plasmar de un modo lógico sus conocimientos, tomar parte activa y sentirse responsables de su proceso de aprendizaje.
El continuo feedback o retroalimentación de los logros conseguidos, junto con una alto grado de refuerzo positivo de los aprendizajes.

Ahora bien, las nuevas tecnologías y fundamentalmente los entornos virtuales, exigen a los alumnos unas mínimas competencias en el uso de los medios, el desenvolvimiento en estos entornos, la búsqueda y manejo de información en la red,etc, que no siempre tienen, encontrando dificultades para utilizar los recursos en línea, la búsqueda y la evaluación de la calidad de la información ( Nunes , 2000).
Podriamos identificar como funciones de los alumnos en las tareas de aprendizaje las siguientes:

1. Informarse:
Buscar información disponible en el entorno
Conocer estrategias de búsqueda de información.
Actuar de emisor de información hacia el resto de los usuarios del grupo.
2. Aprender:
Integrar conocimientos a partir de la información
Adquirir habilidades de uso de las herramientas informáticas
Fomentar la comunicación y el intercambio con otros compañeros
3. Autoevaluación:
Comprobación de la consecución de los objetivos propuestos
Seguimiento y control propio de los resultados y de la corrección de las pruebas.
4. Comunicación:
Comunicación interna con los alumnos
Comunicación con el profesor
Comunicación externa (Internet)

En relación a las funciones de los docentes o sus roles en los entornos tecnológicos, de forma general, se puede decir que el profesor, tiene un papel mediador, de facilitación cognitiva y social. Se podrían identificar como funciones del profesor las siguientes:
Diseño del curriculum
Planificación de actividades
Selección de contenidos y recursos
Establecer niveles de aprendizaje (actividades y contenidos complementarios para profundizar en los temas estudiados).
Informar:
Transmitir información sobre el contenido curricular
Responder a los intereses de los alumnos
Seleccionar información y prepararla para el acceso a la misma por los alumnos
Formar:
Motivar habilidades y actitudes sociales
Interacción, retroalimentación y comunicación
Elaborar contenidos y materiales:
Crear material didáctico propio adaptado a las necesidades de los alumnos
Posibilidad de elaborar documentos hipermedia (información interactiva
Multiformato, simulaciones, bases de datos...)
Retroalimentación y respuesta a las sugerencias de los alumnos
Orientar:
Facilitar el aprendizaje, animar al estudio
Ofrecer guías para el estudio
Indicar directrices para usar Internet
Dinamizar la participación de los estudiantes
Moderar las discusiones grupales
Orientación personal y vocacional
Ofrecer apoyo técnico para operar con los nuevos sistemas de comunicación
Evaluar:
Seguimiento continuo del proceso formativo de cada estudiante
Valorar el aprendizaje del alumno.

5. FORMACIÓN DOCENTE.
Conseguir que los profesores tengan conocimientos sobre las características de las TIC y cómo utilizar distintas aplicaciones informáticas y telemáticas ha sido una prioridad en la política de formación de profesores para la integración de las TIC, basta con analizar los títulos de los cursos que se vienen impartiendo en los Centros de Profesores (CEPs, CFIEs…) de las distintas Comunidades Autónomas de nuestro país en los últimos años, en los cuales un gran número de actividades persiguen estos objetivos.
Sin embargo, integrar la tecnología en la práctica del aula, no exige sólo aprender como se debe usar la tecnología, sino que habría que llegar a replantearse la manera de enseñar, favoreciendo un enfoque constructivista (Collins, 1998, Marchesi, Martín, Casas, Ibáñez, Monguillot, Riviere y Romero, 2005). A pesar de la formación recibida por los profesores a través de cursos, seminarios, grupos de trabajo en centros, etc. todavía la mayor parte del profesorado se siente poco preparado para utilizar la tecnología en clase, en consonancia con lo que se constata en diversos informes internacionales (CEO Forum, 2001, ISTE, 2002, Condie et alt., 2002, Comisión Europea, 2002, BECTA, 2004).
Una de las cuestiones más debatidas en la elaboración de programas de formación del profesorado se refiere a las capacidades o competencias que los docentes deben adquirir, es decir, el establecimiento de estándares de capacitación. A este respecto, la Asociación Internacional para la Tecnología en la Educación (ISTE) ha elaborado una serie de directrices curriculares que contienen el conjunto de habilidades y conocimientos básicos para la aplicación de las TIC en escenarios educativos, las cuales se podrían resumir en las siguientes:
Manejo del sistema informático, buena utilización del software básico.
Utilización de la tecnología informática para apoyar el proceso educativo.
Aplicar los principios educativos actuales al uso de las TIC
Evaluación del material informático y la documentación asociada.
Uso del ordenador para la solución de problemas, recolección de datos, gestión de información, presentación de trabajos y toma de decisiones.
Desarrollo de actividades de aprendizaje integrando la tecnología considerando diversos grupos de alumnos.
Selección de recursos tecnológicos en su área o nivel educativo.
Uso del multimedia y telecomunicaciones para favorecer la enseñanza.
Empleo de herramientas informáticas (procesador de texto, base de datos, hoja de cálculo, programas gráficos…) para su uso personal y profesional.
Conocimiento de los problemas éticos, legales y sociales relacionados con el uso de las TIC.
Identificación de recursos para estar al día en aplicaciones tecnológicas afines al campo educativo.
Utilización de las TIC para acceder a la información e incrementar su productividad personal y profesional.
Aplicación de las TIC para favorecer las funciones del educando y el educador.
Desde una perspectiva diferente y tratando de describir las competencias de un profesor innovador que utiliza las TIC, se ha elaborado “The European Pedagogical Syllabus” (Ulearn, 2003). En este documento se propone un currículo europeo para profesorado innovador, fruto del proyecto Ulearn en el que han participado distintas universidades europeas. Este currículo hace referencia al conocimiento y habilidades sobre cinco áreas o módulos:
Aprendizaje y TIC: conocer las principales características de las estrategias de aprendizaje que hacen uso de las TIC, usando ambientes de enseñanza individualizados y cooperativos.
Áreas curriculares y recursos de aprendizaje: conocer el impacto de las TIC en su área curricular y su enseñanza (aplicaciones relevantes, buenas prácticas y recursos)
Colaboración entre los actores escolares y las TIC: usar las herramientas de la web para acceder a información y compartirla con colegas, para la comunicación interpersonal entre los actores implicados en el sistema educativo.
Desarrollo profesional e innovación escolar: reflexión crítica sobre la práctica profesional y diseño de un plan de desarrollo personal para el uso pedagógico de las TIC en su contexto.
Calidad, Educación y TIC: evaluación de la calidad de los aprendizajes de sus estudiantes y de la institución, reflexión sobre el proceso de innovación y la mejora de la enseñanza y el aprendizaje.

Este syllabus o currículo en competencias profesionales es planteado como un primer paso hacia la definición de lo que el profesorado innovador debe saber y cómo debe actuar para explorar las potencialidades de las TIC y hacer que la dinámica del centro cambie. Iría dirigido al desarrollo profesional del profesorado que quiere representar un papel relevante en los procesos de innovación en su institución.
Por otra parte, los estudios sobre las actitudes de los profesores hacia los medios tecnológicos (García-Valcarcel, 2003) apuntan que la mayoría de los profesores informan de sentimientos y valoraciones positivas hacia los medios tecnológicos, considerándolos como valiosas ayudas para el aprendizaje, aunque son bastante críticos con respecto a las posibilidades de utilización actuales, debido a la falta de software, la organización del centro y la formación del profesorado. Tratando de buscar una explicación a las actitudes manifestadas por los docentes, se podría decir que los profesores sienten que van a tener que afrontar importantes cambios al mismo tiempo que integran estas tecnologías en su quehacer didáctico, lo que puede dar lugar a un sentimiento de excesiva carga y a reacciones de ansiedad y resistencia. En la literatura pedagógica, se ha empleado el término de “innovatiness” para referirse a la actitud positiva hacia la innovación y se han establecido categorías de profesores considerando esta variable: innovadores, adoptadores tempranos, adoptadores medios, adoptadores tardíos y reticentes al cambio (Rogers, 1995). Claramente y a juzgar por los hechos, los profesores no están mayoritariamente entre las primeras categorías, quizá porque aunque a nivel general las tecnologías son bien valoradas y se reconocen sus posibilidades, hay distintos factores que no favorecen el paso de la predisposición a la actuación en consonancia, como serían: falta de beneficio económico, poca fiabilidad en el logro de objetivos, escasa flexibilidad en la instrucción, no percepción de su necesaria introducción en la aulas, falta de recursos, infraestructuras y equipos, falta de apoyo específico, falta de tiempo (Van Braak, 2001). Así pues, parece que los obstáculos a vencer en el proceso de integración de las TIC en los centros educativos están ya suficientemente identificados y sobrepasan el ámbito de las actitudes.
En una investigación terminada recientemente (Tejedor y García-Valcárcel, 2006), se ha tratado de establecer las necesidades de formación del profesorado para la integración de las TIC en la Educación, atendiendo especialmente a las dimensiones del impacto de las TIC y a los obstáculos detectados. Y desarrollar un modelo de formación basado en las necesidades detectadas y dentro del marco curricular formalizado.
La metodología de la investigación se ha planteado la utilización de modelos metodológicos mixtos que integran tanto estrategias cualitativas como cuantitativas en función de los diferentes problemas que abordan (encuesta a los profesores de Primaria y Secundaria, análisis de los planes de formación, entrevista en profundidad con los responsables de formación y análisis de algunos módulos específicos, etc.
Se han analizado las relaciones de la variable “conocimientos sobre las TIC” y las variables “actitudes hacia las TIC”, “uso personal de las TIC”, “uso en el aula de las TIC”, “integración de las TIC en el desarrollo curricular” y “obstáculos y limitaciones en el uso de las TIC en el centro de trabajo”. Los valores de las correlaciones entre los conocimientos que tienen los profesores de las nuevas tecnologías y el resto de las variables nos permite afirmar que hay una fuerte relación entre las conocimientos de las TIC y las variables de uso (personal, en aula, en integración), oscilando la r entre los valores 0,56 y 0,85, resultando todos ellos altamente significativos. Menor, aunque igualmente significativo, es el coeficiente de correlación con las actitudes (0,36).
De este estudio se desprende que los conocimientos que tienen en estos momentos los profesores de Primaria y Secundaria no son suficientemente profundos y completos como para abordar con éxito la integración de las TIC en el ámbito escolar. A pesar de que muchos profesores conocen las aplicaciones básicas del software para escribir textos, hacer gráficos, etc. y los conocimientos y utilidades fundamentales para navegar por Internet y comunicarse a través del correo electrónico, son pocos los que superan este nivel elemental de usuario para sacar provecho de la tecnología en relación a replantearse su práctica profesional en el aula, haciendo uso de materiales digitales, diseñando sus propios recursos, planteando actividades donde Internet es fuente de conocimiento y lugar de expresión de sus alumnos, desarrollando actividades en colaboración con otros grupos de estudiantes de otros lugares o centros, etc. Es decir, las competencias de los profesores para hacer un uso innovador de la tecnología y reestructurar sus métodos pedagógicos, todavía no se han puesto de manifiesto, a pesar de mantener una actitud positiva para su integración en los procesos de aprendizaje. A este respecto, habría que replantearse la eficacia de las estrategias de formación que se vienen empleando en la actualización del profesorado e insistir menos en las aplicaciones informáticas básicas y más en el diseño y desarrollo de buenas prácticas pedagógicas mediadas por las nuevas tecnologías en sus contextos de aula.
En cuanto a las actitudes, piensan que en estos momentos nos encontramos todavía en una fase en la que se han creado altas expectativas sobre las nuevas tecnologías y su potencial didáctico para la innovación educativa (a nivel de instituciones españolas, europeas y mundiales) y este estado de opinión es asumido por nuestros profesores.
En conclusión, es notorio que las redes de comunicación están empezando a cuestionar, tanto en la educación a distancia como en la presencial, la utilización de los sistemas educativos convencionales, principalmente porque la concepción del profesor como fuente de todo conocimiento es hoy insostenible, ya que conseguir información es cada vez más fácil. Ahora bien, comprenderla e integrarla adecuadamente en una estructura cognitiva es otra cuestión y dependerá en gran medida del modelo didáctico en que se inserte el uso de los medios. El sistema de trabajo en red nos ofrece un alto grado de interactividad y de control de la comunicación pero tanto la interactividad como el control están determinados no sólo por los recursos tecnológicos de que disponen sino también por las capacidades que tienen emisores y receptores.
Debemos aprovechar las posibilidades que las NN.TT. nos ofrecen para potenciar el aprendizaje colaborativo y constructivista. Debemos aprovechar la Internet como un espacio para la comunicación social y para el aprendizaje en red. Goodyear (2000: 9) define “aprendizaje en red” como aquel aprendizaje en el que las tecnologías de la información y de la comunicación son usadas para promover enlaces: enlaces entre estudiantes, entre estudiantes y tutores; y entre la comunidad educativa y los recursos de aprendizaje”.